Japanese Cotton Cheesecake ⎪Tarta de Queso Japonesa

¿Eres fan de la Cheesecake? Entonces seguro que habrás oído hablar de la, hasta hace poco viral, Japanese Cotton Cheesecake. Una tarta de queso que se caracteriza por su suavidad y ligereza. De ahí que la comparen con el algodón.

Japanese Cotton Cheesecake ⎪Tarta de Queso Japonesa

Hacía ya bastante tiempo que quería compartir esta receta en el blog y es que, como fan incondicional que soy de la cheesecake, no podía evitar probar esta versión tan ligera y esponjosa que recuerda más a una mousse que a una Tarta de Queso. ¿La has probado?


Lo cierto es que la elaboración es particular, aunque nada compleja. Es cuestión de seguir todos los pasos muy bien y cuidar tanto la forma de mezclar los ingredientes como las temperaturas y tiempos de horneado. Pero ya te digo yo que es muy fácil de hacer.


¿Te animas a preparar esta Japanese Cotton Cheesecake?


¡Pues sigue leyendo porque te lo cuento todo ahora mismo!

Vídeotutorial de la Japanese Cotton Cheesecake

Por aquí abajo, como siempre, te dejo la receta en vídeo para que no te pierdas ni un solo paso y veas lo fácil que es hacer esta Japanese Cotton Cheesecake. Verás que hay que ir con cuidado y sin prisas, pero la dificultad es mínima. Ya de paso, no olvides suscribirte al canal de YouTube y activar las notificaciones para que no te pierdas ningún vídeo.



Visto el vídeo, te dejo con la receta escrita.


Receta de la Japanese Cotton Cheesecake

Japanese Cotton Cheesecake ⎪Tarta de Queso Japonesa


Tiempo: 1 hora

Raciones: 6

Ingredientes

130 g de queso crema
85 g de leche
40 g de mantequilla
30 g de harina
3 huevos
65 g de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Pasos
  • Añadimos al vaso la leche, la mantequilla, el queso crema y la esencia de vainilla. Programamos 5 minutos, temperatura 50º y velocidad 3. Mientras se mezcla todo, vertemos las yemas de los huevos por el bocal. 
  • Bajamos los restos de las paredes con ayuda de la espátula y con ayuda de un colador tamizamos la harina. Mezclamos programando 30 segundos a velocidad 3. Terminamos de integrar la harina con  la espátula. Trasladamos la mezcla a un bol y reservamos.
  • En un bol bien limpio y seco montamos las claras a punto de nieve. Lo haremos con una batidora de varillas a velocidad media hasta que empiecen a espumar. Cuando suban un poco agregamos el azúcar y subimos la velocidad al máximo. No es necesario montar las claras hasta tener picos firmes. Lo suyo es que nos queden suaves para facilitar su integración en la mezcla de yemas y queso crema previamente reservada. Este paso también lo podemos hacer en Thermomix. En el vaso bien limpio y seco situaríamos la mariposa en las cuchillas e introduciríamos las claras. Programamos 2 minutos a velocidad 3. Cuando pase 1 minuto añadimos el azúcar por el bocal y seguimos mezclando hasta finalizar el programa.
  • Integramos las claras a la mezcla de yemas y queso mediante movimientos envolventes para mantener el aire de las claras. 
  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 160º.
  • Preparamos un molde redondo. Lo situamos en una bandeja algo profunda que pueda ir al horno para rellenarlo con dos dedos de agua, ya que hornearemos el cheesecake al baño María. Para que me resulte más fácil de desmoldar yo forraré el molde con papel de hornear ( lo puedes ver muy bien en el vídeo )
  • Vertemos la mezcla al molde con cuidado. Con una jarrita, añadimos agua a la bandeja con precaución para que no caiga en el interior del molde.
  • Nos llevamos el Cheesecake al horno precalentado a 160º con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, bajamos la temperatura a 140º y lo dejamos 40 minutos más.
  • Cuando acabe el horneado, dejamos enfriar el Cheesecake dentro del horno con la puerta cerrada para evitar que se nos deshinche por el contraste de temperatura. 
  • Una vez frío lo sacamos del horno y lo desmoldamos con cuidado.

¡Listo! Ya has visto que la elaboración de este Cheesecake es un tanto peculiar, pero nada complicada. ¿Qué te ha parecido? ¿Fácil, difícil...? ¡Déjamelo en los comentarios para saberlo! 

Espero que te haya gustado la receta de esta semana y que la pongas en práctica muy pronto. ¡Te va a encantar! Es un bocado que se funde literalmente en la boca. Para empezar y no parar. La podemos servir con un poco de azúcar glas o un poco de mermelada. ¿Cómo la servirías tú?

Japanese Cotton Cheesecake ⎪Tarta de Queso Japonesa

¿Vas a hacer la Japanese Cotton Cheesecake? Nada me gustaría más que ver tus fotos en la redes sociales. Para ello, no olvides hacer una foto a tu Tarta de queso japonesa y compartirla en tu cuenta de Instagram o Facebook con la mención @cocinillastm5. De esa manera podré verla y compartirla con todos mis seguidores. 

Yo me despido hasta la receta que viene.

Sé feliz y come mucho.

4 comentarios:

  1. Se podría hacer primero el montado de claras y luego la masa???para no tener que volver a limpiar y secar el vaso.

    ResponderEliminar
  2. Se podría hacer primero el montado de claras y luego la masa???para no tener que volver a limpiar y secar el vaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Sin problema. Ten en cuenta que las claras no deben estar muy montadas. Como las ves en el vídeo es suficiente, así te costará menos integrarlas 😀

      Eliminar
  3. He realizado la tarta pero no creció nada, realice todos los pasos como pone en la receta, que realice incorrecto? Tiene muy buen sabor pero está apelmazada. Gracias

    ResponderEliminar

INSTAGRAM FEED

@cocinillastm5